Seguidores

sábado, julio 14, 2012

FOTOGRAMAS DE TANZANIA

Gracias a la cesión de fotografías de D. Pablo González Arce, (Tomadas en Noviembrede 2003)me ha sido posible realizar este vídeo de Tanzania, el cual espero sirva para el disfrute de todos aquellos que aman la naturales y de aquellos que disfrutan con la misma.Del mismo modo agradecer a Novenavoz , su música, para la banda sonora.


martes, julio 10, 2012

REINOSA NOSTALGIA CON MONOLOGO DE LA TOREA

Hace unos dóas, me enviaron una presentacion de powert point, y por cabeza empezó a rodar la idea de extraer sus fotos, y conjuntamente con otras de mi propiedad, tuve la sabia o necia idea, de colgarle aqui.

Relata un monólogo denominado "La Toreá", que en idima autoctono de Campoo, mas o menos dice asi:

Querida ija Eubrosia: en paz y gracia de Dios, queremus que tal cuentres en cuantis que recibas esti papelucu escribiu y te le de el peatón. Y esu que pué que no aiga peatones en Madrí comu aquí, ¿erdá?

Pos esta cartuca es pa icite y pa contate, palabra por palabra y jechu por jechu, lo ocurrío en la toreá de Rinosa a la que juimos Geliu y yo. Veras ijuca del alma, llegamus ande casa Errati, (questá allí en aquellu, ande la cuestuca del cañon) bajaban los autonóviles a una marcha desvergonzaota del tó, empues de arrancatarnos que sió las veces, altrasvesemus el caminu rial, y preguntemus a un pollecia destus del auntamientu, que ancia onde estaba la toreá. Y nos llevó por tol caminu rial alanti jasta que llegemus ande la casona, atravesemus ande el calleju y divisemus toa la toreá que era reonda y toa de tabla nueva, paecia propiamenti jecha pal casu.

Entremus adentro y nos sentamus en unos bancucus como estos de los del gine, y ¡jatel, ija del alma, que expienza toa gente a cantar: ¡que saliera! ¡que saliera! Expienzan los mísicos a tocar, y por debaju de los bancucus salen unos muñacos ¡más bien areglaucus!, con unas chaquetucas cortismas y pantalonucus tamién cortismos (y unas medias de color rosa comu las que gastaste tú cuandu juiste moza, y que bien dierun que icir en el pueblu cuando las estrenasti), pos ija del alma, que tocan los mísicos y que sale un jatu, no te vaigas a creer que un jatu comu los dacá, no, muchismo pior, ves un gatu uñas arriba, o sale un perru hudrojubu, pos igual.

Unas correnderas por toa la toreá que toós los muñacos sabían escoundíu, tocan otra vez los mísicos, y sale un muñaco con palucus toós arregugucios de papelucus de colorucus, con un pinchu alanti, saanjenta ande el jatu y expienza a dar un palu contra el otru palu pa llamale, el jatu que si quieres, estaba escarbandu la arena, comu dijendu "aguardate un pocu que pallá voy"; y en estu que cuandu el jatu estaba un pocu distraídu, no se comu jué, la cosa es que se espurriú comu una culebra y le plantó los palucus en metá del lomu al probe animal, asin jasta seis palucus que le pusieron al animalucu, daba pena el vele, unos berrios que atronaban...

Tocan otra vez los mísicos y sali otru muñaco que con un trapucu colorau y un sable, se enjunta andi el jatu, el mi probe, que no podia ya con el rabu expienza a jacele pa riba y pa baju jasta que lo pusu reloche de tó, expienza a pichale en el pistoreju jasta que cayó espanurrau en metá la toreá.

Geliu, que paez que tenía un pocu de sez, me diju que saliesmus a tomar un rejescu.

Sí, iju míu, sí; bajamus abaju y tomamus el rejescu y cuando volvimus pa entrar, no nus dejarun, en toas las portileras mos decian que allí no era que jueramos a la otra y lo dejamos pa otro día.

Empués juimos al campu ande estaban toas las tambolas, los caballos del tíu vivu y las nodias, y Geliu quería amontase en las demonius de las nodias. Que no amontes, y él venga a repetime que quería amontase, que no amontes, jasta que amontemus; amontemus y expieza dar gueltas y más gueltas la nodia.

Y expienza a icime: ¡que me agomitu, padre! ¡que me agomitu! Jasta que se agomitó... Bajemus en marcha y el probe Geliu se jizu un escalabru en la su testa. Y quería llevali al hespital, no, al hespital no, llevali a la botica; le llevamus a la botica y allí nus dieron unas melecinas que entábia están en casa, una botella de agua exagerada, un botellucu de pitredelorun y un paquetucu de guasa; nosotrus no le curemus con melecinas, no, le curemus con árnica y ahí está guenu y sanu, salta y blinca como un chivu...

Güenu ija ten cuidau que en Madrí hay teléjanos que hablan solus, conservate güena.



EL LENGUAJE DE LAS FLORES Y LOS PAJAROS MANIFIESTO

De uno de mis colaboradores:Don Gregorio Frechoso os dejo este vídeo, que está lleno de un valioso mensaje: