Seguidores

sábado, noviembre 15, 2014

JOSE HIERRO TRES POEMAS VERSIONADOS JETG



TRES POEMAS DE JOSE HIERRO

VIENTO DE OTOÑO
Hemos visto, ¡alegría!, dar el viento 
gloria final a las hojas doradas. 
Arder, fundirse el monte en llamaradas 
crepusculares, trágico y sangriento.
Gira, asciende, enloquece, pensamiento. 
Hoy da el otoño suelta a sus manadas. 
¿No sientes a lo lejos sus pisadas? 
Pasan, dejando el campo amarillento.
Por esto, por sentirnos todavía 
música y viento y hojas, ¡alegría! 
Por el dolor que nos tiene cautivos,
por la sangre que mana de la herida 
¡alegría en el nombre de la vida! 
Somos alegres porque estamos vivos.

CABALLERO DE OTOÑO
Viene, se sienta entre nosotros, 
y nadie sabe quién será, 
ni por qué cuando dice nubes 
nos llenamos de eternidad.
Nos habla con palabras graves 
y se desprenden al hablar 
de su cabeza secas hojas 
que en el viento vienen y van.
Jugamos con su barba fría. 
Nos deja frutos. Torna a andar 
con pasos lentos y seguros 
como si no tuviera edad.
Él se despide. ¡Adiós! Nosotros 
sentimos ganas de llorar.

NOVIEMBRE
Frente a la playa desierta, 
oyendo caer la lluvia, 
es como si hubiera vuelto 
a llorar sobre mi tumba.
Baten las alas (las olas). 
Arden sus llamas de espuma. 
Aprisionan en sus dedos 
la plata que las alumbra.
Todo está fuera del tiempo. 
Pasan las nubes oscuras. 
La arena, como una carne 
sin tiempo, llora desnuda.
Los ojos ya no ven: sueñan. 
No atinan con lo que buscan. 
Las cosas están enfrente, 
mas tienen el alma muda.
Se vertió el vino del ánfora 
celeste de la aventura. 
Ay alma, por qué volaste 
con alas que no eran tuyas.